Otranto, “Porta d’Oriente”